Boda // Mayra & Miguel

Boda // Mayra & Miguel

Desde un principio, Mayra y Miguel habían dejado en claro que la Sesión de Fotos Formales la deseaban hacer en la ciudad de Guanajuato. Por logística, hacerla el mismo día de la Boda nos era imposible, pero no hubo problema, acordamos hacerla semanas después del evento.

Seré honesto, el único recuerdo que tenía de Guanajuato era en mi niñez visitando el Museo de las Momias. Dada la cercanía con Aguascalientes sé que parece imposible no haber regresado en mi vida adulta, pero por diversas circunstancias personales la visita no se había podido concretar.

Pero eso no importaba ahora, era cosa del pasado, disfrutaba y disfruto de una nueva etapa en mi vida que estoy gozando al máximo, estaba emocionado a que la fecha se acercase, en pocos días estaría en la ciudad del Amor donde muchos de mis amigos (Lidia & Aldo, Raque & Arnol…) habían decidido dar el siguiente paso en sus vidas. Mayra y Miguel se sumaban a esa lista.

Fue un Sábado. Mi Familia me acompañaba y partimos temprano de casa. “Nosotros estaremos llegando a las 4PM” – me dijo Mayra durante esa semana. De alguna manera yo quería aprovechar el día, pasar un agradable momento con mis seres queridos, recorrer los principales atractivos que ofrece Guanajuato, comer rico y esperar a que Mayra & Miguel llegasen.

Llegamos. Dejamos los autos en el estacionamiento y comenzamos a caminar en búsqueda de dónde desayunar. Para mi sorpresa fue que al transitar por el Teatro Juárez, vallas en ambos lados de la calle delimitaban el paso peatonal, y a un costado del Templo de San Diego un enorme letrero “Meta”.

Mi primera reacción, claro está para quienes me conocen fue de enojo. Se había planeado con tanta anticipación la Sesión de Fotos y ahora un Maratón con su respectiva publicidad bombardeaba el centro la ciudad. “Calma, Eric, tienes que estar concentrado” – me dije a mí mismo y así fue.

Desayunamos en Casa Ofelia, posterior tomamos el Funicular para la visita obligada al Monumento al Pípila. La vista es fenomenal. Muchos saben de lo que hablo, la fachada de sus casas, sus colores y arquitectura de sus edificios enamoran; deseas regresar pronto. Pasamos un buen tiempo allí. Bajamos al Callejón del Beso, visitamos el Jardín Reforma, el Mercado Hidalgo, La Alhóndiga, La Universidad de Guanajuato (fue la edificación que más me gustó), la Basílica Colegiata y terminamos en el Jardín de la Unión.

El clima era perfecto, al menos para mí los días soleados y fríos a la sobra me encantan. Pasaban de las 2PM y decidimos entrar al Restaurant de Posada Santa Fe, con vista al Jardín. Pedimos unas bebidas y conversábamos.

De momento no tenía noticias de Mayra & Miguel. Ya era hora de su llegada y aún nada. Comencé a preocuparme. El atardecer comenzaba y no quería tomar demasiadas fotos con luz artificial.

“Estamos en la Suite del Hotel San Diego, aquí los esperamos” – recibí un mensaje de Mayra. Sentí alivio. “Ya llegaron y nos están esperando” – comuniqué a la Familia. Como rayo, Iván y yo regresamos al estacionamiento porque el equipo fotográfico lo dejé en el coche. Sentía adrenalina, estaba emocionado, había esperado este día hace mucho tiempo. En el trayecto trataba de recordar los sitios que conocimos ese día, que me habían gustado y quería usar para las fotos. No quería improvisar mucho ya que el ocaso sucedería pronto.

Llegamos al Hotel. Jackie e Iván me acompañaban. Miguel nos recibió gustoso, nos saludamos “Arriba nos espera Mayra” – dijo Miguel. Subimos. De igual manera al encontrarnos con ella, Mayra nos saludó con alegría, nos platicaba por qué se les había hecho tarde, no encontraban estacionamiento y para el colmó el Maratón (yo ya ni me acordaba).

Lo más interesante que experimenté en realizar una Sesión de Fotos Formales posterior a la Boda, es que Mayra y Miguel se encontraban por demás relajados, estaban muy sonrientes, estaban disfrutando de ese momento, no había presiones, nada de llegar a tiempo al Templo, de memorizar y decir correctamente los votos, no había presiones de invitados, de estar al pendiente de que todo saliera bien en la fiesta. Se les veía muy enamorados, como si acabaran de llegar de su Luna de Miel.

Comenzamos en la terraza del Hotel, posterior en un patio del mismo y continuamos fuera, en las calles de Guanajuato y fue donde la diversión comenzó.

Mayra y Miguel vestían como el día de su Boda, por supuesto que unos novios llaman la atención, demasiado diría yo. Muchísimas personas los felicitaban, no dejaban de dar sus mejores deseos. Mayra estaba súper apenada y Miguel lo disfrutaba; sólo de recordar sus rostros, sonrío.

“Disfrútalo, que no te de pena, es tu momento“– le decía a Mayra. Extranjeros se acercaban a ellos y les pedían una foto con ellos. Los buenos deseos no cesaban para ellos.

El hecho de que Mayra y Miguel hayan escogido esa ciudad, es porque él le propuso matrimonio a ella en el Jardín de la Unión. Regresamos allí. Regresamos donde tiempo atrás tomaron la decisión que cambiaría sus vidas para siempre. El Kiosco estaba ocupado por unos niños y sólo tomamos unas cuantas fotos al pie de las escaleras. Pero eso no importó. Ellos estaban en lo suyo. Recordando aquél día. Miguel nos relataba como ese día Mayra ya deseaba regresar a Aguascalientes, y él estaba tratando de encontrar el momento oportuno hasta que vio unos músicos y los invitó a que tocaran una de sus canciones. Fue ese momento cuando él le dio el anillo a ella. No lo esperaba <3

Para finalizar, Mayra y Miguel nos pidieron unas fotos en un Bar donde acudieron aquel día. Nosotros accedimos y los seguimos.

Para sorpresa de ellos y nuestra, el Maratón era nocturno y estaba a minutos de comenzar. Al pasar frente al Teatro Juárez, todos los participantes vieron a Mayra y Miguel y comenzaron a vitorear “VIVA LOS NOVIOS… ¡VIVAAA!”…. “VIVA LOS NOVIOS… ¡VIVAAA!”… “BEEESO, BEEESO, BEEESO…” no pudieron negarse ante su público. Yo sentía demasiada energía, era una sensación que recorría desde mi cabeza hasta los pies. No imagino que sentían ellos, si querían correr, si lo estaban disfrutando, si imaginaron que aquel día cientos de desconocidos les desearían bendiciones, la mejor de las suertes, les pedirían fotos. Yo sentía súper bonito por ellos y ojalá y esa experiencia la guarden y compartan con sus futuras generaciones.

Mayra y Miguel, les reiteramos nuestro agradecimiento. Gracias por haber compartido grandes momentos con nosotros y deseamos de todo corazón que la vida los siga bendiciendo y sean felices por siempre.

Eric

Recent Posts

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *