Boda // Rocío & Jorge

Boda // Rocío & Jorge

Desde un inicio que Rocío y Jorge me contactaron para que fuese su Fotógrafo de Boda, el dilema fue la Sesión de Fotos Formales. Por una parte Rocío apegada a las tradiciones no deseaba que Jorge la viera antes de la Ceremonia Religiosa y por otra parte, el punto a favor de Jorge, sería la premura de la Sesión, ya que si la hacíamos después de Misa, tendríamos poco y apresurado tiempo.

Pasaron algunos meses y nos estábamos preparando para la Sesión Save the Date. Sugerí algunos lugares donde llevar acabo la Sesión de Fotos pero al final Rocío y Jorge hicieron la mejor elección, PETIT Cafecito. Para ellos es un lugar sumamente especial, su primera cita fue allí <3

Este tipo de experiencias personalmente las encuentro increíbles y disfruto vivirlas. Sólo imaginen ¿Cuántos sucesos pasaron?, ¿Cuántos factores se añadieron? y ¿Qué decisiones se tomaron? para que años más tarde Rocío y Jorge estuvieran allí sentados nuevamente… pero ahora como una pareja más madura, con una visión más amplia de la vida, con sueños que anhelan construir juntos y sobre todo, con mucho más amor… yo creo que ni ellos se lo imaginaban.

Aquí unas Fotos de ese día

ericmarquez.com/save-the-date-rocio-jorge/

Llegó el esperado día. Al final se tomó la decisión de hacer la Sesión de Fotos Formales antes de la Ceremonia Religiosa. Acordamos que Rocío llegaría por su cuenta a la Hacienda Garabato y nosotros (mi hermana Jackie y yo) pasaríamos por Jorge a casa de sus Abuelos; de alguna manera se lograría la ilusión que Rocío tenía en un principio.

Fuimos puntales. Jorge ya nos esperaba en la puerta. Comenzó el viaje. A decir verdad, poco era el trato que habíamos tenido con él, pero Jorge es una persona sumamente sociable y agradable que se gana pronto la confianza y empatía de las personas. Pasados unos minutos, él nos relataba con mucha alegría cómo conoció a Rocío, como ella en un principio no aceptaba sus invitaciones a salir hasta que por fin accedió. Risas y buena plática nos acompañaban. El viaje se hacía bastante ameno.

Lejos de ser una persona poco detallista o anti romántica, Jorge nos contaba cómo orquestó su plan para proponerle matrimonio a Rocío. Fue en la Boda de un Tío, en la parte del ramo la Novia arrojó intencionalmente el ramo a Rocío, ella lo atrapó y segundos después Jorge aparecía en escena, detrás de ella. Frente a Familiares, Amigos e Invitados le dirigió unas palabras y finalmente le hizo la pregunta “¿Te quieres casar conmigo?” Mis ojos se nublaron con lágrimas de felicidad sólo de imaginar ese momento ¡Qué padre!

Llegamos a la Hacienda, pero no se veía el auto de los Novios con Rocío. Esperamos unos minutos. Nada. Seguimos esperando. Nada. Jorge comenzó a realizar unas llamadas. No teníamos buena señal. Seguía intentando. NO todo México es territorio Telcel. Por fin entró la llamada. Se entrecortaba la voz. No se entendía si estaban en camino o estaban en otro lugar. Regresamos a la carretera por si los veíamos. Nada. A Jorge se le veía tranquilo y a decir verdad yo un poco nervioso, no quería tener el tiempo en mi contra porque teníamos que regresar a la ciudad. Hubo un momento donde pensé que la Sesión se pospondría “La siguiente semana cuando regresen de su Luna de Miel”, pensé. Decidimos regresar a la Hacienda. Nada. Esperamos un par de minutos más. ¡Allí están! exclamó Jorge. El auto se veía a lo lejos. Yo sentí alivio.

Antes de acercarnos al auto de los Novios, le pedimos a Jorge que cerrara los ojos, que aún no podía ver a la Novia. Entramos a la Hacienda. Ayudamos a Jorge a descender del auto aun cubriéndose los ojos. Paola, hermana menor de Rocío la acompañaba. La ayudó de igual manera a descender y arreglar su vestido. Rocío es una chava muy guapa y ese día se veía radiante. Los colocamos frente a frente. “¡A la cuenta de 3 descubres tus ojos!, Jorge” le dije. 1… 2… 3…

Las siguientes Fotografías describen perfectamente todas las emociones que vivieron ellos ese día.

Rocío y Jorge, son unas grandes personas. Gracias por habernos hecho partícipes de ese día tan especial, abrirnos las puertas de su casa y de su corazón. Que Dios los bendiga siempre.

Eric Márquez

Recent Posts

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *